26 mayo, 2024

Concierto Sacro estremeció Iglesia Parroquial Nuestra Señora de Fátima

La interpretación sinfónica “Réquiem” de Wolfgang Amadeus Mozart fue llevada a cabo por el Coro de la Fundación Compañía Nacional de Música y la Orquesta Filarmónica Nacional de Venezuela en los espacios de la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de Fátima, este domingo 26 de mayo de 2024.

La actividad contó con la dirección musical del maestro Ángel Rengifo Mendoza, quien es el director del Coro de la Fundación y le correspondió la ejecución de tan importante obra en una iglesia que estaba completamente llena de feligresía, que había sido convocada a presenciar tan imponente acto religioso. También contó con la participación de las y los solistas Karibay Graterol (soprano), Amelia Salazar(mezzosoprano), Marlon Oliver (tenor) y Fernando Lentini (bajo).

El presidente de la Fundación Compañía Nacional de Música, Alí Alejandro Primera, ofreció unas palabras que sirvieron de preámbulo para el concierto. Agradeció al Gabinete de la Nueva Espiritualidad y al padre Julián Diez por esta articulación que permitió llevar a esta populosa parroquia los sonidos de este magnífico Réquiem. “Nosotros los creyentes, amantes de Jesucristo, creemos que la música es una forma de integrarnos a la sociedad, es una forma de respetar nuestra espiritualidad y de agradecer, y quiero agradecer al concejal Edwin Velásquez por auspiciar este encuentro en la parroquia”, señaló.

Finalizó enfatizando que esta actividad será “la primera de muchas que organizaremos, no sólo en esta iglesia sino que lo haremos en todo el territorio de San Agustín”, culminó su intervención, a tiempo que enviaba las bendiciones a las y los asistentes al evento.

La Misa de Réquiem es una misa de Wolfgang Amadeus Mozart, basada en los textos latinos para el réquiem, es decir, para el acto litúrgico católico celebrado tras el fallecimiento de una persona. Se trata de la decimonovena y última misa escrita por Mozart, que murió en 1791, antes de terminarla.

     

Texto: Alexander Vivas

Fotos: Solimar Herrera